sábado, 7 de mayo de 2011

Uy pero que temazo

"Esto no es música, dejate de pavadas" (creo que) Dije anoche en medio de un boliche, mientras compartía una velada con un par de personajes fantásticos y otros mentirosos. Lo interesante de la cuestión es que en mi mayor estado de, emm, vamos a llamarle felicidad, me pare y me puse a tararear la melodía de la flauta travesera de Ian Anderson interpretando Bouree de Bach. Imaginen a que grado de perfeccion...
Y después uno se pregunta por que pasara tantas noches de viernes en casa.
Les dejo entonces el tema en cuestion para amenizar (o no) la llamada "mañana despues"
Prometo que la proxima entrada va a ser sobre algo decente y no una crónica de las memorias de un borracho