martes, 17 de mayo de 2011

Cronicas de un alma en pena

Camino por toda la casa, perdido. Afuera la noche, oscura. El tipo del espejo me mira con cara de boludo, pobre idiota. Cada pocos metros la pared abre paso a una ventana, y alli la noche me mira desafiante. Todo es tan gris, como si le debiera plata al arcoiris. Como si los lentes ademas del antireflejo tuvieran un decantador de colores. Errante por la casa, no tengo rumbo, no quiero rumbo. Lo que quiero encontrar no esta aca, sin embargo lo sigo buscando. Entre facebook y msn no llego a los 15 disponibles para conversar, ningun amigo, todos medios conocidos. Las publicaciones idiotas de gente con problemas de amor, todas frases estupidas, historias riduclas me pegan en el forro de las bolas. Cierro facebook, un mundo feliz, parece. Me pierdo en una imagen que creo un amigo, es de verdad muy hermosa. Sigo vagando, pero ahora quieto. Ya no se ni quien soy. ¿quien quiero ser? Lo comparo con el idiota del espejo. La noche se rie del idiota del espejo. La noche no tiene ese problema,todos sabien quien es la noche. Definitivamente no se ni quien soy. Busco "javier" en google. Tampoco soy ninguno de esos. En el pasillo, un javier errante busca algo en donde no esta. En el espejo, otro se rie de la noche. En algunas memorias, otros se desvanecen con el tiempo. Tengo una foto de quien fui. Si el tiempo es relativo al observador, para algun observador, ese javier soy yo. Para mi no. Y de la nada, encuentro lo que estaba buscando. Busco otro yo, uno que sea memoria. Busco una mente que albergue el recuerdo de otro javier, para asi volver a estar completo. Y recuperar los colores que le faltan a estos ojos, a estos dias