viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad


Así que me decidí a escribir un texto sobre la navidad. Que sea emotivo y tocante como la navidad es para mí…ups…no va a ser tan emotivo y tocante, pero voy a hacer el esfuerzo.
Que decir entonces de la navidad? No, no es una noche más. Se pasa bien, se pasa bárbaro en verdad. Pero no es tanto lo que se ve, lo que se dice, sino lo que está implícito en el ambiente. Lo que todos saben pero es como demasiado obvio para decir, pero lo dicen. No con palabras, no, con gestos, uno se puede quedar sentado en un rincón viendo a la familia y/o a los amigos hablar y actuar, y alegrarse. Por que se están diciendo: “uh, que suerte que viniste”, “que bueno pasar con vos”, “que bueno estar todos juntos de vuelta” aunque en si estén todos hablando de política y economía finlandesa.
Y también se regalan cosas, y digo se regalan porque nunca le regale a nadie más que un dibujo, soy la peor rata de navidad, pero en fin, no viene al caso. Un solo objeto material con el que te dicen “que alegría haberte tenido”, “que bueno verte contento” o también “si, me acorde de eso que querías, disfrútalo”. También en algunos casos se puede dar el regalo que dice “estuve pensando en vos”. Porque además, no solo son regalos materias que se dan, es más, los mejores regalos no son materiales. Un simple saludo, un gesto de afecto puede ser más que suficiente para pasar bien en navidad.
Entonces no, no es una noche mas, no es una festividad mas, es emotiva, delicada, disfrutable.
Y además podes tirar cuetes después y volver a tener 5 años mirando al cielo.
Seguramente queden un montón de cosas para decir, un montón de temas que no toque, como por ejemplo como odio el pan dulce (Ale, queda para vos que te dedicas a criticar las cosas) Pero yo creo que lo único que me resta decir son dos cosas:
A los que me leen, que pasen una Feliz Navidad.
A los que leo, que pasen una Feliz Navidad.

Subrayo: El mejor regalo no viene adentro de un paquete, con moña y papel colorido