miércoles, 22 de junio de 2011

Rutinario

Volví a contar mi historia en tercera persona, pero esta vez a mi mismo. Parece peor de lo que es vista desde afuera, no se si eso será bueno o malo. Note esta vez que yo no soy la victima de la historia, que es otro u otra que anda por ahí. Pero como figuretti ando tratando de robar cámara por un par de pavadas. Que loco que es el mundo de las otras personas. No me gusta.
Me pierdo en un mundo de fantasía y me olvido de todo. Después despierto. Vuelta a pelear con la realidad para hacerla mas entretenida. Doy de frente con la simpleza de las cosas cada tanto, bajo la mirada y sigo en mi mundo, donde ser feliz es mucho mas fácil.
Al final del dia solo queda volver a vivir los sueños, que tanto me distraen. Suena dolina de fondo, mientras caigo dormido. Pienso en que desencajo. Pienso en los que dicen que es mentira. Pienso en como seria si fuera otro descerebrado enmascarado. Sueño que lo soy. Y vuelvo a despertar