martes, 28 de junio de 2011

Aires puros

La vida le sigue resbalando. Y sigue, y sigue.
Tiene la mano entreabierta pero el paraguas no cae, y malintencionadamente lo protege
Como si afuera todo fuese maldad.
 Es mejor vivr seguro que vivir feliz, hasta que la seguridad reina las ideas y encadena.